FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

miércoles, 24 de febrero de 2010

ESPEJISMO

M. Muñoz, 2010

Sigue lloviendo todavía
y la lluvia me cuenta, cadenciosa y cercana,
que el que nunca ha abrazado un espejismo
no sabe qué es perderlo para siempre.

J. Cánaves

3 comentarios:

  1. Me encanta, el color al otro lado de la ventana, un día lluvioso, tan familiar y relajante para mi, me hace recordar que hace 20 años llegó una nueva luz.

    ResponderEliminar
  2. ¿De dónde el tiempo, la luz, la transparencia? Reflejos azulados y tibiamente grises, y rosados, se asoman con dulzura a susurrarnos calma y placidez. Mas los cristales gritan en silencio que no pueden mostrar ese chorro de vida que se esconde tras ellos... Todo sugiere tanto...
    ¿¡¡¡De dónde sacas el tiempo, Marta!!!? Cada uno es mejor que el anterior. Va a llegar un momento de no superación. Otra vez otra felicitación. Celia

    ResponderEliminar
  3. Si es ventana: agua pasajera, ya detenida, y luz que llega. Si es composición: espíritu animoso, orden y confianza propia. Si es noticia ¿se quedará fija o definirá ese mundo ya con luz y color pero sin forma? (Génesis, 1: la primera creación artística, modelo de toda creación posterior). JAAV.

    ResponderEliminar