FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

martes, 16 de febrero de 2010

DANCE ME


M, Muñoz 2002

Para C.


Oh let me see your beauty when the witnesses are gone
Let me feel you moving like they do in Babylon
Show me slowly what I only know the limits of
Dance me to the end of love

Leonard Cohen

3 comentarios:

  1. Gracias.
    Toda la calidez y el aroma y el tacto están fundidos en esa sugerencia de abrazo tibio sin rostro y sin palabras. La suavidad que emana del color invita al abandono... to the end of love? Hermosísima composición. C.

    ResponderEliminar
  2. ya sabes, desde entonces, hasta ahora...tqs

    ResponderEliminar
  3. Muy bien elegido el detalle...Increíble todo lo que dicen unos pocos trazos...el texto dice todo lo demás. Y el comentario de C. pone la guinda. Precioso.

    ResponderEliminar