FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

martes, 30 de noviembre de 2010

BRACHIUM

M. Muñoz, 2009. Linóleo

abrazo (Del lat. brachĭum); 1. tr. Ceñir con los brazos. U. t. c. prnl.2. tr. Estrechar entre los brazos en señal de cariño. U. t. c. prnl. 3.dar y recibir al mismo tiempo; 4.juntar dos ríos; que son a su vez mares simultáneos donde el otro llega y vuelve distinto; 5. entrar en una selva sin machete. 6.saltar a un vacío lleno de ti; 7. Abrir un instante la concha, para que entre el aire; 8. soltar amarras de ti para estrechar al otro; 9. Quererlo, darlo, todo;


S.A.S.

lunes, 29 de noviembre de 2010

PARPADEO-REFLEJOS EN EL TREN


M. Muñoz, 2010

La gente es como
dos trenes que pasan
velozmente
uno frente a otro:
los rostros se vaporizan,
las sonrisas sólo duran
décimas de segundo.

Y este extraño individuo
que tengo dentro de mí
es tan sólo
un pasajero más.

Félix Francisco Casanova

sábado, 27 de noviembre de 2010

TIBURONES: EN LOS BARCOS A MOTOR NO HAY MITOLOGÍA DE LA FUERZA

“Es bueno que no tengamos que tratar de matar el sol o la luna o las estrellas. Basta con vivir del mar y matar a nuestros verdaderos hermanos”. E.Hemigway



Mi cámara, unas galletas y un termo de café, la noche completa. Cargar con la cámara en la mochila debe ser lo más parecido a experimentar la emoción de Bastián al encerrarse en el desván con su “historia interminable” y abrirla temeroso de no saber a dónde le va a llevar.


Buscaba aquella noche la imagen del recuerdo que una visita que no hice hace unos diez años dejó en mí. Las descripciones de la Lonja que escuché entonces crearon imágenes fantásticas en mi memoria: peces de formas y colores desconocidos apilados junto a pulpos gigantes en una maraña coloreada de vida recién extraída del mar, aún húmeda y viva. Ésta es la imagen fantástica, como extraída de un fondo marino de Anglada Camarasa, que tenía en mi memoria y buscaba esa noche:


Anglada Camarasa: óleo sobre lienzo

… pero no encontré nada de eso. Mi cámara me llevó aquella noche a la orilla mar, a la pintura verde y naranja de la cubierta de los barcos, a las salas de máquinas, a los camarotes recién desocupados, a las conversaciones sin prisas con los patrones, a la sangre en los anzuelos, a los cubos de plástico repletos de vísceras, al movimiento oscuro en los muelles. Me interesaba retratar el mar: “ – Esta mar da dentera/- Ésta es la mar”.



M. Muñoz, 2010

“Introdujo el cuchillo en la fosa anal y tiró hacia la cabeza. Rajó, arrancó las entrañas y las echó a la mar”


M. Muñoz, 2010

“ – Esta mar da dentera
- Ésta es la mar”


M. Muñoz, 2010

“…que todavía hay mucha faena y se nos va a echar la red de la noche y entonces vas a tener ocasión de cansarte y de querer escaparte… ”.

M. Muñoz, 2010


“… desde la entraña de la nevera, alumbrado por una bombilla envuelta en tela metálica, pegado al bao, guiñó un ojo e hizo una mueca… ”

M. Muñoz, 2010

“Las bocas feroces y dolorosas […] amenazaban desde la muerte”


M. Muñoz, 2010

“Hombres en hilera descargaban el pescado. Cloqueaban las madreñas y las botas de suelo de madera de las pescadoras. Los hombres de la descarga trabajaban descalzos, abierto el compás de las piernas, macizos los pies”

M. Muñoz, 2010

“En los barcos de motor no hay mitología de la fuerza”


M. Muñoz, 2010

“Al que la mar le está estrecha de vivo, de muerto le viene más que ancha”.

M. Muñoz, 2010

“era, en aquellos momentos, uno de los trabajos más duros del mundo”


M. Muñoz, 2010

“El mar son las alubias de la familia, […]. En la mar no se puede andar con blanduras”

M. Muñoz, 2010


“Las redes de arrastre vuelcan el quinto día de la creación del mundo sobre las cubiertas de los barcos pesqueros”

Textos:

Ignacio Aldecoa. Gran Sol

martes, 23 de noviembre de 2010

AJEDREZ


M. Muñoz, 2010

"El ajedrez procura una suerte de inteligencia que sirve únicamente para jugar al ajedrez"



Miguel De Unamuno

domingo, 21 de noviembre de 2010

MIOPÍA

M. Muñoz, 2010.


"El amor a primera vista no necesita gafas".

R. Gómez de la Serna.

jueves, 18 de noviembre de 2010

FIGURA DE OTOÑO

M. Muñoz, 2010. Óleo sobre lienzo 120x70

Otoño de manos de oro.
Ceniza de oro tus manos dejaron caer al camino.
Ya vuelves a andar por los viejos paisajes desiertos.
Ceñido tu cuerpo por todos los vientos de todos los siglos.
 
José Hierro, Otoño
 
GRACIAS, COMENTARISTA ANÓNIMO

miércoles, 17 de noviembre de 2010

PEQUEÑO ESCALADOR

M. Muñoz, 2010

lunes, 15 de noviembre de 2010

PAISAJE CON FIGURA


M. Muñoz, 2010


domingo, 14 de noviembre de 2010

PERO ESTÁ DENTRO YA ANTES

Me gustaría saber, como a Bastian en la Historia Interminable, qué hay dentro de mi cámara cuando está apagada, porque algo debe de haber

”Me gustaría saber”, se dijo, “qué pasa realmente en un libro cuando está cerrado. Naturalmente dentro sólo hay letras impresas sobre el papel, pero sin embargo…Algo debe de pasar porque cuando lo abro, de pronto aparece una historía entera. Dentro hay personas que no conozco todavía, y todas las aventuras, peleas y hazañas posibles… y a veces se producen tormentas en el mar o se llega a países o ciudades exóticos. Todo eso está en el libro de algún modo. Para vivirlo hay que leerlo, eso está claro. Pero está dentro ya antes. Me gustaría saber de qué modo”

¿Y  de qué modo están ya las imágenes en la retina, en la cámara, incluso antes del disparo?

Marmotaroja. La cita, de La historia interminable, de Michael Ende

M. Muñoz, 2010

sábado, 13 de noviembre de 2010

MI APROXIMACIÓN A CHEMA MADOZ: DE UN COLLAR DE PERLAS HAGO LA SOGA DE UN AHORCADO. Por Marmotarroja


“De un collar de perlas hago la soga de un ahorcado, para desarbolar la realidad y crear un espacio ilusorio donde coexistan lo objetivo y lo subjetivo. Se trata de hacer convivir opuestos en armonía” Chema Madoz.



La fotografía de Madoz es el creer lo que nunca veremos de Gerardo Diego. Entender su fotografía es crear un “momento decisivo” de reencuentro con la realidad. Un momento decisivo puesto en escena, un paso adelante en creatividad pero también un paso atrás en la espontaneidad del momento decisivo de H. Cartier-Bresson. Cuando recibí el encargo de hacer fotografía al estilo de Madoz me sentí paralizada pensando que en mi espíritu impaciente no estaba el “fabricar” composiciones y mucho menos aproximarme al mejor. Así que tomé notas y así logré atravesar largos túneles de metro (¡!) haciendo mil bosquejos que me devolvían a Bresson: “el disparo fotográfico es uno de mis cuadernos de esbozos”. Y con el plazo venciendo y el trabajo sin terminar podía incluso legar a ser mucho más contundente: “la fotografía “fabricada” o puesta en escena no me interesa. Y si la valoro en algún sentido, no puede ser más que a partir de un punto de vista psicológico o sociológico. Están los que hacen fotografías previamente amañadas y los que van a la búsqueda de la imagen y la capturan. El aparato fotográfico es para mí como un cuaderno de esbozos, el instrumento de la intuición y de la espontaneidad, el dueño del instante que, en términos visuales, cuestiona y decide a la vez ” (2).

Y ¿por qué Bresson ha resultado tan recurrente en mi aproximación a este trabajo sobre Madoz?: siempre me han interesado las contradicciones y he encontrado en el “momento decisivo” de Bresson la antítesis a la “puesta en escena” de Madoz. Para complicar más este argumento, he entendido que precisamente en esta diferencia es donde radica el nexo de unión entre ambos: Bresson busca y descubre para el espectador, Madoz crea y el espectador descubre. Así pues, ahora más cómoda con la flexibilidad de trabajar entre la holgura de dos extremos, comienzo a trabajar, espoleada también por la búsqueda de reconciliación de extremos/contradicciones de la fotografía de Madoz “se trata de hacer convivir opuestos en armonía ” (3). En eso consiste la vida también ¿no?

Perforador, M. Muñoz, 2010



Mis primeras aproximaciones a Madoz resultaron muy barrocas, demasiados elementos que sólo funcionaban con la ayuda del color. El blanco y negro era imprescindible, en palabras de Borja Casani a propósito de Madoz, “la resolución fotográfica en blanco y negro aporta también una distancia melancólica. La escala de grises convierte a las cosas en sombras que desvanecidas en un mundo irreal se expresan como fantasmas. Conservan su identidad icónica pero están absortas en un metalenguaje abstracto. Las reconocemos aunque ya no pertenecen a este mundo”.

Como condición indispensable me propuse también no recurrir necesariamente a lo elementos que aparecen con frecuencia en sus imágenes. Confieso que no siempre ha sido así, el estudio de la obra de Madoz me ha dirigido en ocasiones a estos elementos recurrentes en él. Madoz utiliza el canto rodado como símbolo de pesadez y de suavidad, con el tablero y las piezas de ajedrez “elabora toda una refinada gama de juegos dentro del juego, o colocando simplemente el tablero sobre el atril de un piano, consigue establecer una perfecta analogía entre la geometría, la complejidad y la música” (4). También los mapas, las partituras, las notas de música, diversas herramientas se repiten en sus composiciones. En muchas ocasiones se trata de elementos nada o sólo ligeramente transformados, en otras hay una labor de artesano en la creación de elemento nuevos.



Pero Madoz no sólo es recurrente en el uso genial de los elementos de sus composiciones, también regresa a menudo a los mismos sentimientos/emociones que estos elementos comunican al espectador: el paso del tiempo, el equilibrio, la naturaleza atrapada en elementos cotidianos tales como jaulas, jarrones, charcos…, en forma de nubes, mariposas, agua…Estos sentimientos y emociones de la obra de Madoz resultan cotidianos y cercanos, Madoz no complica el mensaje con construcciones complejas, la composición y el sentido son directos y sencillos. Reducir lo complejo a un elemento sencillo, y hacerlo guardando las reglas de la composición y la estética, es una auténtica hazaña en términos artísticos.





 
Chocolate negro, M. Muñoz, 2010
Como aficionada a la fotografía, me mueve esta simplicidad de lo cotidiano, "no me interesan los momentos culminantes de la vida. Sólo cinco minutos al día son interesantes. Lo que yo quiero mostrar es el resto" (5) . Y aquí no puedo dejar de citar de nuevo a Casani, porque en la simplicidad de las imágenes de Madoz es inevitable percibir la tensión de los opuestos que buscan convivir en armonía “es esto quizás lo que hace que los objetos de Madoz existan atravesados por una tensión exquisitamente humana: la tensión desgarradora de no ser cotidianamente todo lo que podrían llegar a ser”. Esta tensión “humaniza” los objetos de la fotografía de Madoz, su fotografía supone un reencuentro con la realidad, una realidad planamente poética“creer lo que nunca veremos, esto es la poesía”(6).

Madoz utiliza en sus composiciones un amplio crisol de tonos: desde un elegantísimo humor un tanto hermético, hasta el hermetismo de un lenguaje puramente simbólico. Encontrar el tono adecuado de Madoz no es tarea sencilla, es preciso situarse en la dosis precisa de veladura en el humor sin resultar tan complejamente hermético que no logre emerger el mensaje. El humor de la obra de Madoz está muy finamente ilustrado en un preciosísimo libro de la editorial La Fábrica: “Nuevas greguerías: Ramón Gómez de la Serna/Chema Madoz”, cuya lectura muy entusiastamente recomiendo: “le quedaba en las gafas el recuerdo de las cosas vistas. Era un fotógrafo” (7).

Con el recuerdo de las cosas vistas pero siendo humildemente conscientes de cuán poco las conocemos es como hemos de aproximarnos a la obra de Madoz “asistir a una exposición suya u hojear uno de sus catálogos sólo resulta provechoso si estamos dispuestos a reconocer de entrada que aún no lo sabemos todo de esos fieles servidores que rodean nuestra más inmediata cotidianidad” (8).




1. Pablo Ruíz Picasso
2. Henri Cartier-Bresson
3. Chema Madoz
4. Borja Casani
5. Hans Peter Feldmann
6. Gerardo Diego
7. Ramón Gómez de la Serna.
8. Luis Arenas

martes, 9 de noviembre de 2010

JUGÁBAMOS


M. Muñoz, 2010

"...on joue parce qu’on est menteur de naissance".


Jean Paul Sartre

lunes, 8 de noviembre de 2010

MONTEJO DE LA SIERRA

M. Muñoz, 2010

No puedo soportar la soledad

de tenerte a mi lado
Como un vampiro triste
que se acerca a un espejo
y no ve nada
o un músico furioso
que golpea un instrumento que no suena
Porque, si estás aquí,
cómo demonios
voy a echarte de menos
Cómo voy a pensar que si estuvieras
sería diferente
si estás conmigo
y no te encuentro

S.A.S.

domingo, 7 de noviembre de 2010

LECCIONES DE DANZA

M. Muñoz, 2010

viernes, 5 de noviembre de 2010

LAS FOTÓGRAFAS


Las fotografas acen sus fotos
chi chi cha, por alli por alla
A las flores, alos árboles, a todo lo demás
Ay yo por allí, a no yo por allá
Me ¡buelben locas con sus cosas
ay ay paraz!

Elsa A.

BUENOS DIAS

M. Muñoz, 2010

"no me interesan los momentos culminantes de la vida. Sólo cinco minutos al día son interesantes. Lo que yo quiero mostrar es el resto".

Hans Peter Feldmann

lunes, 1 de noviembre de 2010

RAYUELA


M. Muñoz, 2010

 'andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos"

J. Cortázar