FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

sábado, 1 de enero de 2011

MAR INACABADO




M. Muñoz, 2011, óleo sobre lienzo 50x70


Del mar también, ¿lo sabías tú?,
nos viene a veces ese gran terror de vivir.

Saint-John Perse

3 comentarios:

  1. Ce toit tranquille, où marchent des colombes,
    Entre les pins palpite, entre les tombes;
    Midi le juste y compose des feux
    La mer, la mer, toujours recommencée!
    O récompense après une pensée
    Q'un long regard sur le calme des dieux!

    P. Valéry

    ResponderEliminar
  2. El mar
    sonríe a lo lejos.
    Dientes d espuma,
    labios de cielo.

    F. G. Lorca

    ResponderEliminar
  3. El cielo ha cambiado siete veces. Y volverá a cambiar a causa de mar. Porque el mar se ha convertido en globo y soltó sus amarras y se fue por el cielo.

    V. Huidobro

    ResponderEliminar