FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

domingo, 6 de febrero de 2011

NOCHE EN EL RÍO DULCE

M. Muñoz, 2011

Atardece en el mundo y en mi alma.
Hostigado por la tristeza, dirijo mi automóvil fuera de la ciudad,
buscando carreteras comarcales,
flanqueadas con árboles con los troncos pintados
de blanco. El sol poniente
se derrama en las hojas bañándolas de blanco
[..]
¡Lástima grande que el crespúsculo
desaparezca en un instante!
Tomo una curva y ya es de noche.

Luis Alberto de Cuenca.


M. Muñoz, 2011

1 comentario:

  1. Noche dulce y azul, de cristal,
    y esa brizna rosada de luz
    y esa hilera minúscula de árboles,
    y esa luna perdida...

    ¿Existe esta belleza
    o es sólo un trampantojo de marmota la roja?
    ¡Preciosas fotos, neña!

    ResponderEliminar