FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

martes, 8 de febrero de 2011

VIDRIERAS




 

Ni Dios se atreve aquí
a tirar la primera piedra.

SAS


7 comentarios:

  1. ...y yo cada día me quedo más boquiabierta con tus fotos...
    a-lu-ci-nan-tes.

    ResponderEliminar
  2. OSCURIDAD, de la que yo desciendo,
    te amo más que a la llama,
    que al mundo pone límites,
    en tanto que ella brilla
    para ese cierto círculo,
    fuera del cual no hay ser que de ti sepa.
    R.M. Rilke

    ResponderEliminar
  3. SAS es muy ocurrente. Me imagino quién puede ser...

    Faus

    ResponderEliminar
  4. Admirables los trabajos reaalizados por Marta . Isabel

    ResponderEliminar