FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

martes, 7 de junio de 2011

CUÍDATE,...¿DURANTE CUÁNTO TIEMPO?

M. Muñoz, 2011
¿Durante cuánto tiempo puedo ser un muro que protege del viento?

¿Durante cuanto tiempo puedo
atenuar el sol con mi mano,
interceptar los rayos azules de una fría luna?

Las voces de la soledad, las voces de la pena
golpean mi espalda inevitablemente.

¿Como podrá dulcificarlas esta pequeña canción de cuna?

¿Durante cuanto tiempo puedo ser un muro alrededor de mi verde propiedad?
¿Durante cuanto tiempo pueden mis manos
ser una venda para su herida, y mis palabra
brillantes pájaros en el cielo, consolando, consolando?

Es terrible
estar tan abierta: es como si mi corazón
se colocase un rostro y se adentrara en el mundo.

Silvia Plath

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada