FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

viernes, 28 de diciembre de 2012

VALERIA LEVE




En ese pan caliente de inocencia
que apenas tiene peso, consistencia
En esa levedad, está la vida.

S. Alvarez

3 comentarios:

  1. Querida Marta:

    He estado sujetándome estos días para no molestarte, consciente del sueño y el cansancio que acumulan las madres en los primeros días, pero ya no puedo contenerme más; de hecho, ya ha pasado un año.

    Felicidades, cielo, por Valeria, a la que se adivina tan hermosa como tú, y plena de carácter por su manita. ¿Cruzó la barrera de la vida y llegó sin demasiado sufrimiento ni sobresaltos?
    ¿Es buena y te deja dormir? Cuando tengas un rato libre y ganas, cuéntame cosas de tu pequeña y de cómo la han recibido sus hermanas.

    Te deseo un 2013 redondo de felicidad y amor, que de momento tienes aseguradas gracias a las reservas de ambas que te ha traído Valeria.

    Besos para tus preciosas hijas y para ti uno grande.
    Elvira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. La levedad dispuesta a seguirn siendolo. Disfrútalo. Un abrazo.

    ResponderEliminar