FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

jueves, 27 de septiembre de 2012

MIS CUADERNOS

M. Muñoz


La infancia es un privilegio de la vejez. No sé por qué la recuerdo actualmente con más claridad que nunca.
Mario Benedetti

lunes, 24 de septiembre de 2012

BRUSCAR


M. Muñoz, 2012

Atibórralos de información y creerán que están pensando.

G. Orwell

NADIE, NI SIQUIERA LA LLUVIA, TIENE LAS MANOS TAN PEQUEÑAS

M. Muñoz, 2012
 your slightest look easily will unclose me
though i have closed myself as fingers,
you open always petal by petal myself as Spring opens
(touching skilfully, mysteriously) her first rose

or if your wish be to close me, i and
my life will shut very beautifully, suddenly,
as when the heart of this flower imagines
the snow carefully everywhere descending;

[...]
nobody, not even the rain, has such small hands

E.E.Cummings

M. Muñoz, 2012

jueves, 20 de septiembre de 2012

SUAVE ES LA NOCHE


 “Later she remembered all the hours of the afternoon as happy -- one of those uneventful times that seem at the moment only a link between past and future pleasure, but turn out to have been the pleasure itself.” 

F. Scott Fitzgerald


viernes, 14 de septiembre de 2012

Dithreabh

M. Muñoz, 2012

 

Deja de hablar y escucha.

Probablemente nunca,
aunque digas mi nombre, me conozcas
Vendrás a verme
Como quien busca el agua, el sol, abrigo
mas no podrás
cogerme, habito
entre la luz y el aire
y alrededor del tiempo. Siempre he sido
más grande que tus manos .
No quiero que me temas, mas tampoco
pretendas que te siga.
Sin ir a ningún sitio
te irás y volverás. Yo permanezco.

No puedes entenderlo. ¿No es verdad?

Si salgo de este bosque, moriré.

Sergio Alvarez, Bray, agosto 2012 

jueves, 13 de septiembre de 2012

BRUMAS

M. Muñoz, 2012
“Aquel crepúsculo era feroz, estimulante, bárbaro, reanimaba los colores del desierto como una pincelada mientras que lo que yo ansiaba era debilidad, frescores y brumas grises, que el mundo no tuviese aquella claridad cristalina, aquella definición de lo acertado y lo equivocado”. Lawrence de Arabia