FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

domingo, 14 de abril de 2013

INSATISFACCIÓN

M. Muñoz, abril 2013


Levántate y contempla el horizonte:
las últimas estrellas en el cielo
no son las que más brillan, ni siquiera
las más hermosas, pero están ahí...
Los pájaros comienzan a elevarse
llamando con su canto al nuevo día
arrastrando, tirando de la luz
hacia sus alas, y en solo un instante
amanece, y qué breve
es el milagro
mas cuántas esperanzas de él dependen
 
[...]

Sergio Álvarez



1 comentario:

  1. Este blog a cuatro manos, las de Marta y Sergio, como ciertos-con-ciertos de Rachmaninov, es uno de los pocos refugios que quedan en este mundo empeñado/despeñado...
    Bracear en sus entradas trae el salvífico ejercicio de respirar pese a tantos ahogos como campan por sus irrespetos...

    ResponderEliminar