FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

sábado, 6 de abril de 2013

LECTOR

Marta Muñoz, marzo 2013

Retirado en la paz de estos desiertos,
con pocos pero doctos libros juntos
vivo en conversación con los difuntos
y escucho con mis ojos a los muertos.

F. de Quevedo

5 comentarios:

  1. Eh, me encantan estos dibujos de línea simple, de un solo trazo (o no), por esa solo aparente facilidad, esa limpieza, esa fluidez fruto, cuando son buenos, de una larga preparación, de una maduración. Y este particularmente. Es buenísimo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Julio, me encantan a mí también los dibujos de un sólo trazo: emborronar mil papeles hasta llegar a ese último que parece hecho en un instante.

    ResponderEliminar
  3. Para mi gusto, el poeta clásico español por excelencia. Aquí vuelve a hundirse en su obsesión por la muerte, aunque sea en vida, y la puebla de belleza.
    Gracias por traerlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ahora digo -dijo a esta sazón don Quijote- que el que lee mucho y anda mucho vee mucho y sabe mucho.
    Miguel de Cervantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Falta en el dibujo el té!: "you can never get a cup of tea large enough or a book long enough to suit me". C.S. Lewis

      Eliminar